• El USA Today realizó una profunda investigación sobre el tratamiento de los menores en las academias

El periódico USA Today realizó una profunda investigación sobre el tratamiento de los menores en las academias de béisbol en la República Dominicana.

En ella, el fallecido Rudy Santin, exjugador de Ligas Menores y scout en República Dominicana, afirmó que algunas organizaciones explotan a niños.

Antes de su muerte reveló al FBI y la prensa norteamericana que las organizaciones les dan dinero a las familias de los menores a cambio de que ellos se comprometan verbalmente a firmar un contrato con estos equipos cuando cumplan los 16 años, edad en la que ya es legal firmar.

En los últimos 12 meses, había predicado al público, a los medios de comunicación, a los funcionarios de béisbol, e incluso a los agentes federales de las Grandes Ligas de Béisbol y el sindicato de jugadores tenían un gran problema en América Latina: la explotación de cientos de prospectos menores de edad, quienes hacen acuerdos verbales con clubes de grandes ligas a cambio de la promesa de un bono de firma lucrativo una vez que cumplan 16 años.

Estos acuerdos de “apretón de manos”, muchos por cientos de miles de dólares o incluso millones, violan las reglas del béisbol y posiblemente la ley de los EEUU, dice la investigación.

Según Santin, además de otros con conocimiento de los acuerdos, algunos de los cuales pidieron no ser identificados por temor a represalias de las Grandes Ligas de Béisbol, los equipos celebran acuerdos verbales con los jugadores para que puedan mantenerlos alejados de los competidores y luego recortar valor de esos acuerdos o incluso abandonarlos por completo, dejando a los jugadores sin opciones y a sus familias endeudados con prestamistas sospechosos que han cobrado tasas de interés exorbitantes sobre préstamos basados en las ganancias futuras.

“Tengo 60 años y tuve un derrame cerebral y no sé cuánto más viviré”, dijo Santin, quien comenzó una exitosa academia de béisbol en Santo Domingo después de una carrera de exploración de más de 25 años con tres clubes de Grandes Ligas, le dijo a USA TODAY Sports en marzo. “Pero al menos sé que estoy haciendo lo correcto”.

Las siniestras palabras de Santin sobre su destino resultaron inquietantemente proféticas. El domingo 3 de mayo, se derrumbó en su casa y murió, de un ataque cardíaco, según su abogado en República Dominicana, José Alexander Suero, quien luego confirmó la causa de la muerte de un informe de autopsia.

Santin deja huérfanos a dos niños, la academia de entrenamiento de béisbol que produjo a la estrella de los Boston Red Sox, Rafael Devers, y al súper prospecto de los Tampa Bay Rays, Wander Franco, un grupo de talentos de primer nivel y muchos asuntos pendientes.

Antes de su muerte, dijo que se había reunido dos veces con agentes del FBI y que tenía otra reunión programada.

Además, dijo que se había estado comunicando con las autoridades federales que investigan las operaciones latinoamericanas de MLB. Esos agentes son supervisados ​​por fiscales en la sede del Departamento de Justicia de Washington que se especializan en la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA).

Aunque los federales se habían centrado principalmente en delitos de trata de personas y fraude de visas que involucran a jugadores de pelota en lo que se ha convertido en un caso de años, Santin dijo que había estado proporcionando evidencias relacionadas con clubes de grandes ligas que hacen acuerdos verbales con prospectos menores de edad.

El acuerdo de negociación colectiva de MLB establece que los prospectos no son elegibles para firmar o negociar con un club de Grandes Ligas a menos que cumplan 16 años antes del 1 de septiembre de ese período de firma en particular, que generalmente comienza el 2 de julio y continúa hasta el 15 de junio del año siguiente.

La fecha se traslada para el 15 de enero de 2021 debido a la pandemia de coronavirus.

El FBI se negó a responder preguntas para esta historia. “Desafortunadamente, con respecto a su solicitud, no podemos confirmar ni negar la existencia de una investigación”, escribió el agente especial del FBI Michael Leverock en un correo electrónico.

Dejanos tu comentario