Moscú,- Rusia advirtió hoy que las nuevas sanciones impuestas por Estados Unidos a otros cuatro ciudadanos rusos amenazan la cooperación en la solución de conflictos internacionales como los de Irán y Siria.

“Las acciones de EEUU ponen en peligro las perspectivas de cooperación en el arreglo de la situación en torno al programa nuclear iraní, la crisis siria y otros graves problemas internacionales”, aseguró Alexandr Lukashévich, portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, en un comunicado.

El diplomático agregó que, “como ya han podido comprobar en Washington, no hemos dejado ni dejaremos tales actos hostiles sin respuesta”.

Rusia considera que la decisión de incluir a otros cuatro funcionarios en la lista de 30 sancionados bajo la “Ley Magnitski”, que recibe su nombre del abogado ruso Serguéi Magnitski muerto en prisión preventiva en 2009, responde a “motivos políticos”.

“EEUU intenta obstinadamente difundir su propia legislación por todo el mundo y dictar a todos sus propias condiciones. No obstante, con Rusia no funcionan tales métodos de presión”, apuntó.

Lukashévich también acusó a Washington de “doble rasero” al acusar a los funcionarios rusos de violación de los derechos humanos, haciendo oídos sordos a la “lejos de ejemplar” situación en ese ámbito en su propio territorio.

Dos de los nuevos sancionados, ambos funcionarios judiciales, estuvieron supuestamente implicados en la muerte de Magnitski, mientras que los otros dos son alto cargos chechenes involucrados en el secuestro y tortura este año de un activista chechén, Ruslán Kutáyev.

El Congreso estadounidense aprobó en 2012 la “Ley Magnitski” para castigar a ciudadanos rusos que presuntamente estuvieron relacionados con la detención, maltrato y muerte del abogado.

Las sanciones incluyen la prohibición de otorgarles visados para viajar a EEUU y la congelación de los activos que puedan tener bajo jurisdicción estadounidense.

EFE

Dejanos tu comentario