SAN DIEGO, California.-
El segunda base Robinson Canó declaró que en el equipo dominicano no hay pánico, al tiempo que aseguró que la moral de cada uno de los peloteros dominicanos sigue muy alta, a pesar de haber perdido ante el combinado de Puerto Rico, en la continuación del Clásico Mundial de Beisbol que tiene como escenario el estadio Petco Park.

Asimismo, Canó dijo que no siente ningún tipo de preocupación por no estar rindiendo en la parte ofensiva a la altura de cómo lo has hecho en otras ocasiones.

“Yo no estoy preocupado, me siento bien físicamente, muchas veces las cosas no salen como uno quiere, pero esto es pelota y en cualquier momento los palos saldrán, no hay por qué preocuparse “, declaró.

Cano aseguró que sale al terreno a dar lo mejor de él y de ninguna manera puede controlar que las cosas salgan como se quiere.

Añadió que es pelotero que busca aportar de cualquier manera, porque lo más importante es contribuir con el equipo.

“Esto es como decíamos cuando yo era muchacho, el que no apara batea, o sea que si no ayudo con el bate lo hago con la defensa y hasta dándole ónimo a los muchachos puedo contribuir “, concluyó.

Franklin Núñez

Dejanos tu comentario