Bávaro, La Altagracia.-
A Nicolás Christopher Pisapia, uno de los condenados a 20 años de prisión, junto a dos pilotos franceses que huyeron del país, y quien guarda “prisión domiciliaria”, le corresponde firmar esta semana, el libro de “presentación periódica”, donde se le conoció su caso en Santo Domingo. Asistiría hoy pero también planea visitar la embajada de su país aquí.

El francés se propone cumplir con el rigor, tras la condena por el sonado caso en Primera Instancia. Empero, previamente, este martes visitará la embajada de Francia en el país, la cual, según dijo, le ha otorgado facilidades y apoyo en el caso.

El abogado del asistente de vuelo, Andy De León, confirmó que su cliente también visitará este martes la legación diplomática, a fin de tratar algunos asuntos relacionados con su caso, mientras se preparan sus alegatos, para defenderse en la Corte de Apelación, a la que apeló.

Pisapia teme que el escándalo, tras la actitud adoptada por los pilotos Pascal Fauret y Bruno Odos, quienes huyeron del país en un cuestionado operativo que los llevó a Francia la pasada semana, le complique su situación, por lo que quiere dejar claro, que sus movimientos procuran desligarse del caso.

En la visita también agradecerá la asistencia a los diplomáticos y la embajada, mientras, junto a su abogado, establece la nueva estrategia, en procura de su libertad, al adelantar que, si la decisión le favorece, se quedaría en el país.

En una exclusiva Pisapia quien niega vinculación con los pilotos y afirmó que confía en la justicia dominicana y que no tiene intensión de fugarse, al reiterar que es inocente y que lo demostrará en justicia.

Su caso

Cristopher fue apresado el 13 de marzo del 2013 en el aeropuerto internacional de Punta Cana, en momentos en que se aprestaba a viajar en el avión Falcon 50, con destino a Saint Tropez Francia, permaneció 15 meses en prisión y luego se le varió la medida.

En la aeronave donde estaban los 700 kilos de cocaína, el francés fue apresado y, posteriormente, condenado junto a los pilotos y el asistente de vuelo Alain Castany.

Castany, el cuarto de los cuatros condenados, fue arrollado por un vehículo en el país y se encuentra en un centro médico privado.

En sus declaraciones Pisapia negó su relación con el alijo de droga, pese a que el equipaje aparecía como suyo, y se desligó de los pilotos. Dijo que acudirá a la Corte de Apelación, donde se continuará conociendo el caso.

Reiteró que la Embajada Francesa en el país le ha provisto de ayuda de todo tipo y asistencia, desde que se conoció el caso.

El extranjero fue entrevistado por una periodista de una cadena de televisión francesa, quien realizó algunas preguntas sobre la repercusión del caso, pero se negó a ser entrevistado por una cadena noticiosa del país.

Agregó que el 15 de septiembre del 2015 fue que tuvo oportunidad de ver a sus familiares, tras los meses en prisión.

Florentino Durán

Dejanos tu comentario