LA ROMANA.- En cumplimiento del expreso mandato del presidente Danilo Medina de que “ningún niño se quede fuera de la Revolución Educativa”, el ministro de Educación, Andrés Navarro, visitó la escuela especial Padre Sebastián Cavalotto, que trabaja con niños, adolescentes y jóvenes con discapacidades, donde dispuso su inmediata intervención para dar solución progresiva a sus necesidades, a fin de garantizar una educación digna a sus estudiantes que fomente su inclusión social y el desarrollo de sus potencialidades.

El recorrido de acompañamiento del ministro Navarro se produjo en atención a una resolución de la Cámara de Diputados, mediante la cual solicitó al MINERD, la rehabilitación, adecuación, equipamiento y mantenimiento de este emblemático centro educativo de educación especial que trabaja con niños de diversas provincias de la región Este del país, afectados de síndrome de down, autismo, epilepsia, traumatismo cráneo-encefálico y otras discapacidades físicas y mentales.

La iniciativa fue presentada ante la Cámara de Diputados, que preside Lucía Médina Sánchez, por el diputado del Partido Reformista por La Romana, Pedro Botello, y modificada mediante enmiendas propuestas por la Comisión Permanente de Educación, que preside la diputada del Partido Revolucionario Moderno, por la provincia Santo Domingo, Josefa Castillo.

Durante el recorrido de acompañamiento por la escuela especial Padre Sebastián Cavalotto, el ministro de Educación estuvo acompañado de los diputados de esa provincia, Pedro Botello y Mónica Lorenzo, del Partido de la Liberación Dominicana, así como del gobernador provincial Teodoro Ursino Reyes. Intercambió impresiones con el personal directivo, maestros, representantes de la Asociación de Padres, Madres y Amigos de la Escuela, así como autoridades de la provincia y conoció sus principales necesidades relacionadas a la falta de personal, deficiencias de la infraestructura, carencia del tendido eléctrico, falta de talleres, entre otras.

Navarro se comprometió a intervenir el centro, que alberga una matrícula de ciento noventa estudiantes, e ir dando respuestas, acorde a una agenda de prioridades. “La idea es conocer la comunidad educativa y que me expliquen las problemáticas. He venido con un conjunto de directores del Ministerio de Educación para ir tomando decisiones en torno a una intervención progresiva en el centro educativo. Espero que después de este recorrido de acompañamiento, se quede funcionando”, expuso.

Navarro refirió que tiene expresas instrucciones del presidente Danilo Medina de garantizar la protección de los derechos humanos de todos los estudiantes a nivel nacional, su inserción educativa, cultural y social, en un marco de equidad. En tal sentido afirmó que “dará más apoyo a la educación especial para que ningún niño quede fuera de la revolución educativa que promueve el Presidente Danilo Medina”.

Tras destacar la encomiable labor que realiza el personal de este centro, manifestó que apoyará y priorizará en su gestión a las comunidades educativas que, a pesar de sus limitaciones y adversidades, están librando la lucha por mejorar la calidad de la enseñanza y el aprendizaje.

Navarro resaltó el rol jugado por los congresistas, gracias a cuyo llamado de atención pudo conocer el centro educativo, y los animó a que se mantengan vigilantes para garantizar que la Revolución Educativa llegue a todos los rincones, ya que el Ministerio de Educación tiene la responsabilidad de dirigir este proceso, pero no será exitoso si no cuenta con la colaboración y el apoyo de todos los sectores, tanto del Estado como de la sociedad dominicana.

“Invito a todos los sectores a mantenerse presentes, activos, vigilantes y participativos en las actividades de la escuela. Solamente así, todas y todos, cada uno desde su ámbito de actuación, aseguraremos una educación dominicana de calidad para esta y las futuras generaciones”, puntualizó.

La resolución de la Cámara de Diputados fue aprobada en su sesión del pasado 14 de diciembre de 2016 y fue enviada por la presidenta de la cámara baja, Lucía Medina Sánchez, al ministro de Educación en fecha 24 de enero pasado, motivando así su pronta visita al centro educativo.

Uno de los considerandos de la resolución establece que el referido centro educativo se encuentra operando en estado de precariedad, lo cual impide el desarrollo de programas efectivos que permitan obtener mejores resultados. Entre las limitaciones que cita se encuentran: deterioro de sus estructuras, carencia de tendido eléctrico, lámparas, utensilios y mobiliarios educativos.

También considera que “las personas con discapacidades requieren del apoyo y auxilio del Estado, a fin de que puedan alcanzar una mayor calidad de vida que los conduzca a salir del retraimiento y exclusión social en que están inmersos, producto de las limitaciones en sus capacidades intelectuales, físicas y biológicas para lo cual precisan de centros equipados y personal especializado donde se les suministre el tratamiento adecuado según cada enfermedad”.

También, que “todas las personas tienen derecho a una educación integral, de calidad, permanente, en igualdad de condiciones y oportunidades, sin más limitaciones que las derivadas de sus aptitudes, vocación y aspiraciones”.

RedacciónDial

 

Dejanos tu comentario