El Instituto de Medicina Tropical & Salud Global de la Universidad Iberoamericana-UNIBE y Centro Internacional de Ingeniería Genética y Biotecnología (ICGEB) de Italia se proponen secuenciar el SARS-CoV-2, virus causante del COVID-19.

La iniciativa se lleva a cabo con el Laboratorio Nacional Doctor Defilló, Referencia Laboratorio Clínico, el Comité de Emergencia COVID-19 y UNIBE.

A través de un comunicado, las entidades manifiestan que el objetivo es conocer la estructura genómica del SARS-CoV-2 y poder compararlo con las secuencias existentes que ya han sido descritas en el continente americano, en Europa y Asia.

Las secuencias virales se realizan con extracción de ARN del virus y secuenciación de próxima generación o NGS.

“Este es un ejemplo de liderazgo entre el gobierno dominicano, la academia, el sector privado, y una institución del sistema de las Naciones Unidas que tiene como fundamento la transferencia de ciencia y tecnología”, indica el comunicado.

El acuerdo de intercambio científico fue firmado recientemente entre UNIBE e ICGEB, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, y su embajada en Italia.

Dirigen el proyecto Robert Paulino-Ramírez del Instituto de Medicina Tropical & Salud Global de UNIBE, Eileen Riego representante de Referencia, Lucia De la Cruz del Laboratorio Nacional Dr. Defilló y Alessandro Marcell de Virología Molecular en ICGEB en Trieste, Italia.

Relevancia

El comunicado explica que conocer la secuencia del virus circulante en República Dominicana permite entender la característica molecular del virus, sus cambios genéticos y su similitud o diferencias con otros virus circulantes a nivel mundial.

Ante la posibilidad de tener una vacuna disponible contra el COVID-19 esta información serviría para saber la funcionalidad de la misma, y si sería efectiva su implementación ante los virus existentes.

“A la fecha no conocemos si existen mutaciones que puedan provocar alteraciones en la respuesta inmunológica en la población dominicana, por esto, antes de que ocurriesen cambios significativos debemos conocer el perfil actual del virus circulante”, indica el documento.

RD sería uno de los pocos países de América Latina en poder determinar la estructura genética del virus en su territorio junto a Panamá, Costa Rica y Perú, que ya lo han hecho.

Dejanos tu comentario