Jeff Horn se siente muy animado en casa, tanto así, que el púgil australiano lanzó la advertencia a Manny Pacquiao, su rival para este fin de semana, de que va a quitarle el campeonato welter de la Organización Mundial de Boxeo de la misma forma en que le venció el mexicano Juan Manuel Márquez, con una derecha de nocaut.

Horn, invicto en 17 combates profesionales, intentará protagonizar una de las más grandes sorpresas en los últimos años del boxeo internacional, cuando subam al ring en el SunCorp Stadium ante 55 mil fanáticos en la velada de Top Rank que transmitirá en Estados Unidos ESPN y ESPN Deportes.

“Definitivamente voy a buscar conectar el mismo golpe con el que Juan Manuel Márquez lo noqueó. Voy a buscar conectar ese gran gancho”, advirtió Horn (16-01, 11 KO). “Él (Pacquiao) ha sido campeón por muchos años. Ya es hora de que alguien más sea campeón. He entrenado muy fuerte y estoy listo para demostrar al mundo lo que puedo hacer arriba del ring”, destacó.

Con 29 años de edad, los últimos cuatro dentro del boxeo profesional, Horn dijo que motivación no le falta para salir en busca de la victoria, y el campeonato, este domingo en suelo australiano, sábado en territorio americano. “El solo hecho de poder pelear con él fue un sueño hecho realidad. Ahora solo sueño con tener su título alrededor de mi cintura”, apuntó.

El australiano, primer clasificado por la Organización Mundial de Boxeo, ha tenido algunos triunfos notables ante peleadores como el contendiente Ali Funeka y el excampeón Randall Bailey, pero ninguno con la calidad y experiencia de Manny (59-6-2, 38 Ko’s), quien ha sido considerado uno de los más grandes de todos los tiempos.

Además de Pacquiao, quien expondrá el cetro welter OMB que ganó en noviembre pasado a Jessie Vargas, y el retador Horn, subirán al ring el campeón Supermosca de la Federación Internacional de Boxeo, Jerwin Ancajas en contra de Teiru Kinoshita y algunos talentos como Shane Mosley Jr. y Umar Salamov.

De acuerdo con las líneas de apuestas, Pacquiao es favorito para ganar la pelea al son de 6 a 1, lo cual habla de qué tantas esperanzas de triunfo tiene el peleador australiano, nueve años menor que el Senador filipino.

 

Dejanos tu comentario