GUATEMALA.- Más de 59.000 agentes entre policías, militares, fiscales y observadores internacionales, velarán por el desarrollo de la segunda vuelta electoral por la Presidencia el próximo domingo en Guatemala, un país considerado como de los más violentos del mundo.

El 25 de octubre, más de 7,5 millones de ciudadanos guatemaltecos están llamados a las urnas para elegir a los que serán su presidente y vicepresidente durante los próximos cuatro años (2016-2020).

Para ello, deberán seleccionar entre dos opciones: la vieja política, representada por la exprimera dama Sandra Torres, de Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), y la nueva política, encarnada en el actor reconvertido en orador Jimmy Morales, de Frente de Convergencia Nacional (FCN).

Con el objetivo de que esta elección democrática sea lo más tranquila y libre posible, diferentes entidades han empezado a desplegar a sus efectivos para proteger el derecho a voto, recogido en la constitución del país centroamericano.

El portavoz de la Policía Nacional Civil (PNC) Donald González explicó a Efe que desde el próximo viernes el instituto armado desplegará a 34.350 agentes por los casi 3.000 centros de votación de los 339 municipios que tienen los 22 departamentos del país.

Este despliegue policial busca proteger las 19.583 mesas receptoras de votos y garantizar que los guatemaltecos puedan acudir a las urnas con tranquilidad.

El Ministerio Público (MP-Fiscalía) también desplazará a 2.400 fiscales auxiliares y oficiales, que estarán asignados a “los principales centros de votación” de la nación centroamericana, donde “estarán facultados para recibir denuncias” relacionadas con los sufragios.

El turno de este personal destacado iniciará el 24 de octubre y finaliza 24 horas después de la cita con las urnas.

La Misión de Observación Electoral de la Organización de Estados Americanos (MOE/OEA) también inició su trabajo, bajo el liderato del diplomático uruguayo Juan Pablo Corlazzoli, el pasado día 4, con la llegada de un grupo móvil que recorrió el país para conocer los avances en la organización de estas elecciones.

El día de los comicios, la Misión estará integrada por 70 expertos y observadores.

Por su parte, el coronel Hugo Rodríguez, portavoz del Ejército, indicó a Efe que esta institución desplazará a 22.500 soldados para que contribuyan con la seguridad en las votaciones, aunque desde hace unos días colaboran con la movilización de papeletas a diferentes puntos del país.

Rodríguez hizo especial énfasis en que las brigadas se centrarán en 11 municipios en los que se repetirán las elecciones por disturbios y altercados ocurridos el pasado 6 de septiembre, cuando se celebraron las elecciones generales, que evitaron completar el proceso electoral.

Los comicios se repetirán en el municipio de Morazán, del departamento de El Progreso, Pueblo Nuevo Viñas (Santa Rosa), Malacatán (San Marcos) y Joyabaj (Quiché).

También en Santa Catarina Palopó y Santa Clara La Laguna (Sololá), San Francisco Zapotitlán, San José El Ídolo y San Antonio (Suchitepéquez) y Santa Catarina y Conguago (Jutiapa).

No obstante, Rodríguez también apuntó que los soldados prestarán especial atención a otros 22 municipios donde no se repetirán las votaciones, pero que han mostrado en varias ocasiones su inconformidad con los resultados alcanzados.

A pesar de esto, según un informe de la plataforma el Mirador Electoral, presentado la pasada semana, se prevé una elección “dentro de los márgenes de la conflictividad histórica observada en la segunda vuelta electoral: apatía y aumento del abstencionismo”.

El organismo reconoció que “de manera aislada” se pueden producir bloqueos, intimidaciones, coacciones o discriminaciones.

Dentro del proceso electoral de este 2015, que comprende desde el mes de marzo hasta el 15 de octubre, el Mirador Electoral calculó un total de 20 asesinatos, solo entre alcaldes y familiares.

Sobre los observadores nacionales que velarán por los comicios aún no hay una cifra exacta, pero se espera que con ellos se superen los 65.000 agentes.

Fuentes del Instituto Centroamericano de Estudios para la Democracia (Demos) indicaron a Efe que el ente desplegará a 400 observadores en 52 municipios del país.

EFE

Dejanos tu comentario