Santo Domingo.- Los representantes de los partidos políticos de corte progresista de América Latina culminaron en Honduras la XXXV Reunión Plenaria Ordinaria de la Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina y el Caribe (Copppal), en la que se reitero la lucha por la independencia definitiva de los pueblos de la región.

La clausura encabezada por el presidente de la Conferencia, el dominicano Manolo Pichardo, contó con la presencia del expresidente de Honduras, Manuel Zeleya, quien expuso sobre su experiencia en el Estado.

Igualmente el presidente electo, Salvador Nasralla, participó de la Asamblea en la que manifestó que es “necesario rescatar la democracia y revertir el golpe de Estado perpetuado contra Zelaya en 2009”.

Durante un breve discurso,  al cierre de la plenaria,  el presidente de la entidad regional,  se refirió a la importancia de que los partidos políticos jueguen su rol en la lucha por el retorno a la institucionalidad democrática.

“Nuestra lucha va encaminada a defender el Estado de derecho, retornando así a la institucionalidad democrática”, preciso Pichardo, quien también fuera presidente del Parlamento Centroamericano, Parlacen.

En la ceremonia de clausura se entregó medalla póstuma a Néstor Kirchner y Schafik Handal, recibida por un dirigente del Partido Justicialista y el hijo del líder del FMLN, Schafik Handal junior respectivamente.

Por igual se rindió homenaje al líder histórico de la Revolución de Cuba, Fidel Castro  Ruz, a un año de su desaparición física.

 

En la Declaración de la plenaria ordinaria de la agrupación de partidos más grande del continente se destacó la etapa de cambios estructurales y emancipación de las  conciencias, signada por el surgimiento de presidentes y líderes como Hugo Chávez, Luiz Inácio “Lula” da Silva, Néstor y Cristina Kirchner, Tabaré Vázquez, José “Pepe” Mujica, Fernando Lugo, Evo Morales, Rafael Correa, Daniel Ortega, Sánchez Cerén, Leonel Fernández, Manuel Zelaya, Dilma Rousseff, Mauricio Funes, y la presencia histórica de la Revolución Cubana con Fidel y Raúl.

 

Asimismo la Declaración de Tegucigalpa condena enérgicamente la proscripción a Fernando Lugo en Paraguay, el intento de proscripción a Lula en Brasil, la persecución Judicial a Cristina Fernández de Kirchner y la ofensiva del gobierno de los EEUU y sus aliados, y las injerencias internas para debilitar y desestabilizar  a los gobiernos de Nicaragua y El Salvador.

Por igual el pleno de la Copppal reiteró su apoyo a la lucha del pueblo Saharaui liderado por el Frente POLISARIO y la RASD para lograr su autodeterminación.

Dejanos tu comentario