PARIS.- Francia onfirmó este lunes que un joven francés de 22 años, identificado como Maxime Hauchard, formaba parte del comando del Estado Islámico (EI) que aparece en un vídeo en el que los terroristas decapitan masivamente a una veintena de hombres, entre ellos el rehén estadounidense Peter Kassig.

pkGA5S78FD9Gunfra

El ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, señaló que los servicios secretos franceses (DCRI) han establecido que “hay una fuerte presunción” de que uno de los ejecutores sea Hauchard, de 22 años, procedente de una localidad del departamento de Eure, en Normandía (noroeste).

Cazeneuve, en una comparecencia ante los medios de comunicación, explicó que este joven convertido al Islam, que era objeto de seguimiento por parte de los servicios secretos, se había ido a Siria en agosto de 2013 y que antes había estado en Mauritania en 2012.

En agosto de este año, había dado una entrevista por Skype a la cadena de televisión francesa “BFM TV” desde la ciudad siria de Raqa, en la que subrayaba su deseo de “morir como un mártir”.

El titular de Interior francés subrayó que con los elementos aportados por la policía, son las autoridades judiciales las que deben “sacar las conclusiones”.

De hecho, “BFM TV” indicó que la justicia había abierto ya el 20 de agosto un procedimiento en su contra por terrorismo.

Cazeneuve indicó que “Francia, junto a sus socios europeos e internacionales, prosigue sin descanso y con determinación, su lucha contra las acciones terroristas”, tanto mediante su participación en la operación militar contra el EI en Irak, como en su propio territorio con una nueva legislación.

El pasado viernes se publicó una ley contra el terrorismo que, recordó el ministro, “refuerza el dispositivo tanto preventivo como represivo”. Entre otras cosas, prevé la retirada del pasaporte a personas susceptibles de ir al extranjero a integrarse en grupos yihadistas.

Hasta ahora, las autoridades francesas han abierto “un centenar” de procedimientos contra yihadistas franceses, lo que ha supuesto el arresto de 138 personas, de los cuales 90 han sido inculpados y 65 han ingresado en prisión.

Cazeneuve lanzó “solemnemente” un mensaje a sus “compatriotas, y en particular a los más jóvenes, que son el objetivo privilegiado de la propaganda terrorista, para que abran los ojos a la terrible realidad de las acciones del EI”.

“Esos predicadores del odio -argumentó- deben ser vistos como lo que son, criminales que erigen la barbarie en sistema”.

Francia, por boca de su presidente, François Hollande, había denunciado ayer como “crímenes contra la humanidad” las decapitaciones del vídeo en el que fueron ejecutados, además de Kassig, 18 hombres presentados como soldados sirios capturados por el EI.

También britanico es sospechoso

El padre de un estudiante de medicina de la ciudad galesa de Cardiff cree estar casi seguro de haber identificado en un último vídeo del Estado Islámico (EI) a su hijo como uno de los yihadistas de ese grupo.

En unas declaraciones a los medios británicos, Ahmed Muthana, ingeniero eléctrico de profesión, dijo que él y su mujer llamaron anoche a la Policía después de reconocer el rostro de su hijo, Nasser, de 20 años, en una filmación colgada en internet.

El joven se marchó de casa el pasado mes de noviembre para luchar en Siria, según su familia, que ha destacado la delgadez del joven al verlo en el último vídeo del EI.

“Yo soy como cualquier otro padre. Estoy intentando no creer que es mi hijo, pero parece él. Pero no voy a poner excusas. Él es ya un hombre y tiene que afrontar lo que ha hecho”, agregó Muthana.

El vídeo muestra los restos del joven Peter Kassig, de 26 años, un cooperante estadounidense decapitado por el EI, tras ser secuestrado en 2013 mientras prestaba ayuda a los refugiados sirios.

En las últimas imágenes se aprecia el rostro del hombre que ha decapitado a Kassig y a su lado se ven jóvenes vestidos con uniformes militares, entre los que aparecería Nasser Muthana.

El padre, de 57 años, afirmó que lo que hace el EI es “inhumano” y admitió que su hijo ha cambiado y ya no es el chico que él crió.

El presidente de EEUU, Barack Obama, confirmó ayer la muerte de Peter Kassig, también conocido como Abdul Rahman desde que se convirtió al islamismo, en un acto que calificó de “pura maldad”.

El Estado Islámico aseguró este domingo haber ejecutado a Kassig en un vídeo difundido en internet en el que también se muestra la decapitación de un grupo de soldados sirios.

Kassig fue capturado el 1 de octubre de 2013 en la provincia oriental de Deir al Zur cuando viajaba en una ambulancia para distribuir suministros y equipos médicos, y durante su año de cautiverio se convirtió al islamismo.

El primer ministro británico, David Cameron, ya ha informado de que tomará medidas contra los jóvenes de este país que viajen a Siria e Irak para luchar con el EI, como la confiscación del pasaporte o la retirada de la nacionalidad del Reino Unido.

Dejanos tu comentario