Londres,
La primera ministra británica, la conservadora Theresa May, no tiene intención de dimitir a pesar de haber perdido en las urnas la mayoría absoluta que mantenía en la Cámara de los Comunes, según avanzó hoy la cadena pública BBC.

El Partido Conservador suma 316 diputados en el escrutinio de las elecciones generales, lejos de los 326 necesarios para tener mayoría parlamentaria, cuando quedan tan solo cuatro de las 650 circunscripciones por declarar sus resultados oficiales.

May ha recibido presiones para considerar la dimisión desde sus propias filas, mientras que el líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, ha pedido asimismo su renuncia.

La jefa de Gobierno convocó unas elecciones anticipadas el 18 de abril, cuando las encuestas pronosticaban una amplia victoria para los conservadores, que durante la campaña electoral perdieron sin embargo parte de esa ventaja.

Durante la noche electoral, en un discurso en el que aceptó la renovación de su escaño por la circunscripción de Maidenhead, en el sur de Inglaterra, May ya sugirió la posibilidad de intentar gobernar a pesar de no contar con mayoría absoluta.

“Este país necesita un periodo de estabilidad. Si el Partido Conservador ha ganado la mayor cantidad de escaños y votos, le corresponderá asegurar esa estabilidad”, afirmó.

El malestar por el resultado en el Partido Conservador llevó sin embargo a la diputada “tory” Anna Soubry a pedir a May que considere la posibilidad de dar un paso atrás.

“Creo que está en una posición muy difícil y necesita considerar su puesto. Esta es una noche terrible”, dijo la diputada, secretaria de Estado de Pequeñas Empresas e Industria bajo el Gobierno del primer ministro David Cameron, antecesor de May en el número 10 de Downing Street.

Ante la falta de una mayoría absoluta en los Comunes, el Partido Democrático Unionista de Irlanda del Norte (DUP), que suma por el momento diez escaños, se ha mostrado abierto a negociar su apoyo a los conservadores.

EFE

Dejanos tu comentario