AP
AMSTERDAM, Holanda
Un holandés intentó realizar una propuesta romántica de matrimonio, que resultó sencillamente aplastante.

El enamorado —un residente no identificado de Ijsselstein, en el centro del país— rentó una grúa y planeaba descender frente a la ventana de la recámara de su amada a primera hora de la mañana del sábado, tocarle una canción y luego hacer la pregunta esperada.

En lugar de ello, la grúa colapsó y abrió un hoyo enorme en el techo de los vecinos. El edificio debió ser evacuado temporalmente.

El hombre logró ponerse a salvo y nadie resultó herido.

Después de todo, la novia dijo “sí, acepto”, según el diario Algemeen Dagblad.

Durante el intento de incorporar la grúa, con ayuda de una grúa más grande, el equipo cayó nuevamente, dañando el resto del techo del vecino.

El alcalde de la ciudad estaba en el lugar de los hechos después de que el edificio fue declarado inseguro. Seis apartamentos fueron evacuados.

En cuanto a la pareja, luego de hablar con la policía, viajó a París a celebrar.

Dejanos tu comentario