Berlín, Alemania.- Otros dos cazas de reconocimiento alemanes Tornado partieron hoy de la base aérea de Jagel, en el norte del país, con destino Turquía para incorporarse a la misión militar con la que Alemania apoya a la coalición internacional en la lucha contra el Estado Islámico (EI).

Está previsto que hoy también despeguen desde Büchel, en el oeste del país, otros dos Tornado con dirección a Turquía para sumarse a esa misión, a la que Alemania se sumó a petición de Francia.

El destino de los Tornado alemanes es la base de la OTAN en la ciudad turca de Incirlik, desde donde realizarán vuelos de reconocimiento sobre Siria.

Los primeros dos aparatos enviados desde la base de Jagel, el 10 de diciembre, regresarán en breve a Alemania.

Las Fuerzas Aéreas de Alemania intervinieron por primera vez el pasado 16 de diciembre en un ataque coordinado contra posiciones del EI en Siria, según informaron entonces medios alemanes.

La participación alemana se limitó a un avión nodriza Airbus A310, que permaneció durante cinco horas en el aire para posibilitar repostar en dos ocasiones a cazas de la coalición internacional.

Además de seis Tornado y del avión cisterna, Alemania ha puesto a disposición de esa coalición la fragata “Augsburg” para proteger al portaaviones francés Charles de Gaulle frente a las costas sirias.

Según el mandato aprobado por el Parlamento, en esta misión militar de un año de duración -aunque renovable- y con un presupuesto de 134 millones de euros, participarán un máximo de 1.200 soldados.

Alemania ha limitado su contribución a labores de reconocimiento, seguridad y logística, lo que excluye los bombardeos.

Con esta misión, la canciller alemana, Angela Merkel, respondió a la petición de ayuda en Siria planteada por el presidente francés, François Hollande, tras los atentados yihadistas de París a mediados de noviembre que dejaron al menos 130 muertos.

EFE

Dejanos tu comentario