Yakarta, Indonesia.-

La Policía indonesia dijo hoy que sospecha que un grupo vinculado al Estado Islámico (EI) está detrás del doble atentado con bomba suicida que anoche causó 5 muertos y una decena de heridos en una terminal de autobuses de Yakarta.

“Si me preguntan sobre las conexiones con el EI, diré que hay muchas probabilidades de que sea cierto”, dijo en rueda de prensa el portavoz de la policía, Awi Setiyono.

“Pero tenemos que analizarlo primero porque se trata de una red global terrorista, lo que significa que podría llevarnos hasta el EI”, añadió.

En la misma comparecencia, el jefe de Relaciones Públicas de la Policía, Setyo Wasisto, señaló la similitud entre este ataque y el que ocurrió en febrero en Bandung, a unos 150 kilómetros al sureste de la capital.

En esa acción, que las autoridades vincularon a grupos próximos al EI, se utilizó una olla a presión con explosivos y raspaduras de aluminio que fue detonada en un parque sin causar víctimas.

El mismo tipo de artefacto fue utilizado por los dos suicidas en el atentado de anoche en la terminal de autobuses de Kampung Melayu, en el este de la capital.

Tres policías resultaron muertos en las dos explosiones que también causaron heridas a otros 5 agentes y a 5 civiles.

El presidente indonesio, Joko Widodo, ofreció sus condolencias a las víctimas, “en particular a los policías que cayeron cumpliendo su deber”, e hizo un llamamiento a la calma.

“Llamo a todos los hijos de la nación en todos los rincones del país a mantener la calma y estar unidos. Debemos preservar la serenidad y la frialdad”, dijo Widodo, quien invocó los preparativos de los musulmanes ante el inicio del Ramadán.

La policía evitó revelar la identidad de los atacantes, a quienes el diario “Straits Times”, que cita fuentes policiales, identificó como Solihin, un administrativo de una escuela de Poso, en la isla de Célebes, e Ichwan Nurul Salam, de Bandung.

Poso es la localidad donde se fundó el grupo armado Muyahidín de Indonesia Oriental (Mujahidin Indonesia Timur o MIT), liderado por Santoso, quien se alineó con el EI en 2014.

Santoso murió el pasado julio en una vasta operación militar y policial en Célebes contra su organización, fundada hace seis años y que ha quedado reducida a unos pocos activistas escondidos en la selva de la zona central de la isla.

El de anoche en Yakarta es el último de una serie de atentados que ha padecido el país recientemente.

El más grave ocurrió en enero de 2016, cuando 4 militantes y 4 civiles murieron en un asalto con explosivos y armas de fuego en el centro de Yakarta, en una acción que fue reivindicada por el EI.

Indonesia, donde la población musulmana representa cerca del 88 por ciento de los 260 millones de habitantes, ha sufrido varios atentados islamistas, entre ellos el perpetrado en la turística isla de Bali en 2002 y que causó 202 muertos.

EFE

Dejanos tu comentario