PNC Park, de Pittsburgh.- El abridor de origen puertorriqueño Jake Arrieta surgió como el gran héroe del triunfo de los Cachorros de Chicago ante los Piratas de Pittsburgh en el partido por el comodín de la Liga Nacional.

El veterano lanzador de 29 años, que trabajó la ruta completa, cedió sólo cuatro imparables sin anotación, y los Cachorros blanquearon 4-0 a los Piratas, que jugaron de locales en su campo del PNC Park, de Pittsburgh.

Con su victoria, Arrieta mantuvo su marcha sin derrota desde el 25 de julio, cuando inició una segunda parte de la temporada impresionante al dejar en 0.75 su promedio de efectividad en ese periodo.

Arrieta, que lideró las mayores en el apartado de triunfos, con 22, fue alcanzando en el séptimo episodio por una bola rápida que le mando el relevo Tony Watson.

Los jugadores de ambos equipos que estaban en los banquillos invadieron el campo, pero sólo discutieron, sin llegar a los golpes.

Arrieta logró el primer partido completo sin permitir anotación para los Cachorros en la postemporada desde que lo hiciese Claude Passeau, en la Serie Mundial de 1945 cuando cedió un imparable.

“Era algo que los seguidores de los Cachorros han estado esperando por mucho tiempo y les hemos dado una gran alegría, pero esto no es más que el comienzo”, declaró Arrieta.

Mientras en el apartado ofensivo, el receptor venezolano Miguel Montero conectó uno de los imparables de los Cachorros que ayudaron al triunfo y a estar en la serie de división del Viejo Circuito para enfrentarse a los Cardenales de San Luis a partir del viernes.

Montero cazó la pelota por los Cachorros y su compatriota Francisco Cervelli también pegó de hit con los Piratas.

El bate de Montero ayudó al pegar uno de los siete imparables que recibieron los cinco lanzadores que usaron los Piratas.

El venezolano hizo cuatro viajes a la caja de bateo y pegó una vez, no remolcó carrera ni pisó la registradora, y dejó en .250 su promedio con el tolete.

Su compañero el segunda base dominicano Starlin Castro también hizo cuatro viajes al plato de bateo, pero no tuvo contacto con la pelota.

Cervelli cazó una vez la pelota en tres duelos con Arrieta y dejó en .333 su promedio en fase final.

El jardinero derecho dominicano Gregory Polanco tuvo cuatro oportunidades con el tolete y se fue en blanco.

Su compatriota el también jardinero el izquierdo Starlin Marte hizo los mismos viajes a la caja de bateo y no tuvo contacto con la pelota.

El antesalista dominicano Aramis Ramírez hizo solamente un viaje al plato y no pegó de hit.

Mientras que el primera base dominicano Pedro Álvarez estuvo sin hacer contacto con la pelota en los tres viajes que hizo a la caja de bateo.

Mientras que desde el montículo de los Piratas, el relevo mexicano Joakim Soria poco pudo hacer para evitar la derrota al trabajar una entrada.

Soria sacó los tres “outs” del octavo episodio, dio una base por bolas y ponchó a tres bateadores rivales.

EFE

Dejanos tu comentario