La República Dominicana está afectada por “una cultura de la muerte” integrada por la delincuencia, la corrupción y la impunidad, denunció este domingo el arzobispo metropolitano de Santo Domingo, monseñor Francisco Ozoria.

En la misa de Resurrección de Jesucristo, que ofició en la Catedral Primada de América, llamó a la población a “no sentir tristeza y mantener la fe, a pesar de que en el país esté viviendo bajo esa cultura, ya que todos los problemas tienen solución”.

“Para eso resucitó Cristo, para que todos sus seguidores vivan una vida plena y que en esa cultura de muerte, llámese toda la delincuencia que hay, todos los problemas, toda la corrupción que hay, toda la impunidad, que en toda esa cultura de muerte, nosotros los cristianos podamos decir que esa muerte no tiene la última palabra”, expresó.

Dijo que la violencia, la delincuencia, la corrupción y la impunidad no deben disminuir la fe de los ciudadanos, tras indicar que el pueblo no puede permitir que esa situación tenga la última palabra.

En ese sentido, exhortó a “dejar de lado el negativismo y avanzar para enfrentar esos males”.

 

 

Fuente: almomento.net

Dejanos tu comentario