Las lluvias continuarán en el día de hoy. Hasta anoche los aguaceros ocurridos provocaron que la crecida del arroyo San Jimuri, en la provincia Barahona, arrastrara a Griselda Cuevas, de 51 años, y Esmeraldo Pérez, de 72. La Defensa Civil de esa localidad informó que ambos están desaparecidos.

En el día de ayer, pero a primeras horas de la mañana, en San José del Puerto, de la autopista Duarte, se produjeron deslizamientos de tierra que provocaron que los árboles se cayeran obstaculizando la vía.

Personas que residen cerca de la zona afectada llegaron con motosierras eléctricas y cortaron en varios pedazos los largos troncos que impedían el tránsito

En la comunidad del kilómetro 56 de la autopista Duarte, en Villa Altagracia, 60 viviendas fueron anegadas por la crecida del río Cabuya y las personas fueron trasladadas a casas de familiares y amigos.

Jorge Alejandro de la Rosa, director de la Defensa Civil en esa zona, contó que pese a que los aguaceros no daban tregua se mantenían supervisando las zonas de mayor riesgo.

También les recordaban a las personas que en caso de que el río continuara su crecida se dirigieran al albergue más cercano.

Riesgos latentes

Los constantes aguaceros caídos en la zona provocan que los suelos se saturen y esto a su vez trae como consecuencia que los ríos, arroyos y cañadas aumenten el nivel de su caudal y se lleven consigo todo lo que está a su paso.

Tal es el caso del puente Boruga sobre el río Nigua, en San Cristóbal, el cual conecta a la comunidad de Hato Dama con Yerbabuena. José Ramón Martínez, presidente de la junta de vecinos Yerbabuena Pica Pica, explicó que no es la primera vez que eso ocurre.

“Desde que construyeron ese puente les advertimos a los ingenieros que estaba mal hecho. Y miren hoy el resultado de lo que se veía venir”, expresó.

Suspensión de docencia 

El ministro de Educación, Andrés Navarro, dispuso la suspensión parcial de la docencia y las labores administrativas en los distritos educativos que así lo ameriten ubicados en las provincias declaradas en alerta roja por el Centro de Operaciones de Emergencias (COE).

Navarro reiteró que las suspensiones son parciales, solo en las provincias señaladas por los organismo de socorro donde se presente mayor peligro para estudiantes y docentes.

El último informe

El Centro de Operaciones de Emergencias (COE) mantiene cuatro provincias en alerta roja, once en verde y diez en amarillo, para un total de 25.

En rojo están María Trinidad Sánchez, Duarte (en especial El Bajo Yuna), Sánchez Ramírez, San Cristóbal (en especial Villa Altagracia).

Estos son los lugares donde deberán ser suspendidas las clases de acuerdo a la disposición emitida por el Ministerio de Educación.

La vida no vale nada

Pareciera ser que las personas que residen en zonas vulnerables no valoran su propia vida. Muchos de los munícipes que están cerca de la zona de riesgo, en vez de alejarse, se acercan más y más sin pensar en que están poniendo en riesgo su vida.

Ayer las personas en vez de alejarse de las orillas de los ríos crecidos o de los puentes colapsados se colocaban al borde de los mismo como si su vida no valiera nada.

 

 

Fuente: eldia.com.do

Dejanos tu comentario