Las ventas y asistencia de público en la Vigésima Feria Internacional del Libro Santo Domingo 2017 han estado prácticamente nulas en sus inicios, según representantes de casas editoras, debido a la vaguada que afecta al país.

Libreros temen que de no mejorar las condiciones climáticas tendrán grandes pérdidas económicas.
“Es la primera vez que se da esta situación, mucha lluvia y una asistencia pésima.

Las ventas han bajado un 90 por ciento en relación al pasado año”, comentó José García, de la editora José Libros. Valentín Amaro, miembro del Comité Organizador de la Feria del Libro 2017, ve normal las lluvias en este mes.

Dijo que mantienen la programación de manera normal y confían que todo volverá a su normalidad.
“No se ha contemplado extender la programación, va del 20 de abril al primero de mayo”.

Pamela Alfau, coordinadora matutina del stand de la Vicepresidencia, en cambio, aprovechó para incentivar al público a visitar la Sala virtual y áreas que permiten al público visualizar monumentos de distintos países.
El Ministerio de Cultura ha motivado a la población a acudir a la feria.

 

 

Fuente: eldia.com.do 

Dejanos tu comentario