LeBron James le dio paso a la polémica al agarrar una botella de cerveza. El lunes, en broma, el astro de los Cleveland Cavaliers le quitó una botella a una camarera durante el tercer cuarto del partido de Cleveland contra los Toronto Raptors por los playoffs, y se tentó con darle un sorbo antes de devolverla. El episodio se hizo viral en las redes sociales y James dijo en tono jocoso que no es fanático de beber cerveza y que hubiera dado el sorbo si hubiera sido vino tinto.

Pero James ha tenido que salir al paso junto a su agente y abogados porque la compañía cervecera Great Lake Brewing ha querido aprovechar el uso de su imagen con la botella.

El martes, la cervecera tuiteó una foto de James con la Dortmunder Gold, su cerveza de referencia, con la frase en inglés: “G.O.A.T. with G.O.L.D”. El primer juego de iniciales es un acrónimo para “Greatest Of All Times” (“El Más Grande De Todos Los Tiempos”).

James declaró a Cleveland.com que la cervecera “quiere beneficiarse a costa de mi imagen”. James tampoco olvida que la cervecera produjo y vendió una cerveza amarga con el nombre “Quitness” (por desertor) cuando éste decidió irse de Cleveland para jugar con Miami al declararse agente libre en 2010.

El miércoles, sin embargo, la cervecera retiró los tuits de su cuenta.

 

 

Fuente: espndeportes.com

Dejanos tu comentario