Diez escuelas de las regionales 10 y 15 del Gran Santo Domingo presentan problemas en sus estructuras entre ellas grietas, fisuras, deformaciones, filtraciones, y el efecto de columna corta, lo que las convierte en altamente vulnerables a eventos sísmicos y otras catástrofes naturales.

El “Estudio de la Vulnerabilidad Físico-Estructural de Escuelas de la Regional 10 y 15 del Gran Santo Domingo”, realizado por estudiantes de Ingeniería Civil del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC), evaluó una muestra de 21 planteles con el fin de determinar sus condiciones de vulnerabilidad. Once forman parte de la Regional 10, mientras que diez pertenecen a la Regional 15 del Ministerio de Educación.

De acuerdo a una nota, las escuelas fueron seleccionadas por el Departamento de Gestión de Riesgos del Ministerio de Educación para formar parte del estudio de acuerdo a sus necesidades inmediatas.

Del análisis resultó que los centros educativos Demetrio Betances, Enriquillo, José Francisco Peña Gómez, Los Palmeros, Presidente Antonio Guzmán, República de Corea, Santa Clara, José San Martín, Benito Juárez y el liceo Los Jardines del Norte necesitan una evaluación estructural profunda para determinar si podrían seguir funcionando.

Exceptuando la escuela República de Corea, construida en el año 1974, y el Liceo Los Jardines del Norte construido en 1975, las ocho escuelas restantes fueron construidas entre 1998 y 2016, según las fichas levantadas por los ingenieros durante la investigación. Para llegar a esa conclusión, los ingenieros aplicaron las técnicas de Evaluación Visual Rápida para Potenciales Daños Sísmicos diseñada por la Agencia Federal para la Gestión de Emergencia (FEMA) en la que se evalúan los planteles por sus características geométricas, constructivas y de diseño.

Índice de vulnerabilidad

Las diez escuelas señaladas, cuyo índice de vulnerabilidad resultó dentro de un rango de 0 a 2, se encuentran entre las más vulnerables y requieren una evaluación más profunda; mientras que las que alcanzaron valores superiores a 2 entran en el rango de aceptabilidad.

Los estudiantes emplearon las fichas de vulnerabilidad y de infraestructura del Servicio Geológico Nacional (SGN) para realizar un análisis tanto geológico como geotécnico de los terrenos de los centros de enseñanzas.

 

 

Fuente: diariolibre.com

Dejanos tu comentario