Comerciantes de la calle Arzobispo Nouel, entre las calles Palo Hincado y Espaillat, en la Ciudad Colonial, se quejaron ayer del mal olor que emana de una fuga de agua en una acera.

“De ahí salen heces fecales, orina… y ese mal olor se esparce en toda esta zona. Esta situación tiene más de un año”, expresó la doctora Haydeé Salcedo.

El comerciante Rafael González deploró que, aunque residentes han alzado su voz en el Ayuntamiento del Distrito Nacional (ADN), no han recibido respuesta satisfactoria de Patrimonio Monumental, ni de la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD). El fotógrafo Nelson Guzmán comentó que “realmente aquí hay un problema de desagüe de aguas negras. Hemos llamado a las autoridades y no nos hacen caso. Esto es un caso que nos urge porque es un problema ambiental que nos está haciendo daño”.

También son afectados Alejandrina Ureña, Florentino Qualey y Silvia Almonte, quienes coincidieron en que las autoridades competentes deben inspeccionar las tuberías del área para determinar la solución del problema.

Mientras, el comerciante Ramón Sánchez, quien tiene la fuga de agua “en sus narices”, trasladó su negocio a otra dirección, puesto que el mal olor alejaba a los clientes.

En tanto, Andrys Soto, lamentó que uno de sus dos hijos sufra de erupciones en la piel debido a la contaminación del área.

Fuente: diariolibre.com

Dejanos tu comentario